«Hellingly Hospital» fue uno de los asilos para enfermos mentales más célebres del mundo. Sus ruinas están consideradas como uno de los lugares más aterradores que se pueden llegar a pisar. Pero lo peor, muy por lejos, son las supuestas causas por las que este lugar fue cerrado.