Los padres de este niño pusieron una cámara escondida para ver si él estaba tomando la siesta. Al revisar las grabaciones de Jude, se encontraron con una sorpresa graciosa. Mira lo que hacía el niño en lugar de tomar la siesta.